RESEÑA DE LIBROS SOBRE TANGO
Summaries on some tango books
Lidia ferrari

 
 

Esta es una selección de bibliografía sobre tango con comentarios o reseñas sobre la misma que realizó Víctor Scarabino tomando artículos publicados en el Diario "EL PAIS" de Montevideo, Uruguay y con algunos comentarios personales. Agradecemos a Victor que nos haya facilitado este material.


 

TANGO. DISCUSION Y CLAVE, de Ernesto Sábato.  Ed. Losada. Bs. As. 1963. 167 págs. El ensayo del escritor argentino que abre este libro se llama en realidad
"Tango, canción de Buenos Aires" y también puede leerse antologado en sus"Obras Completas. Ensayos" (Grupo Editorial Planeta. Seix Barral. Bs. As.1996; págs. 655 a 662). La médula de la tesis propuesta por el Premio Cervantes subraya la trascendencia metafísica del tango a partir de la definición de Enrique Santos Discépolo que lo vio como "un pensamientotriste que se baila". También analiza Sábato aquí el resentimiento erótico presente en el tango y el dramatismo profundo del bandoneón. La mayor cantidad de páginas del volumen se las lleva sin embargo otro trabajo que, bajo su dirección, fue realizado por T. Di Paula, Noemi Lagos y Tulio Pizzini: "Antología de Informaciones y opiniones sobre el tango y su mundo" (págs. 27 a 150). El bagaje noticioso y especulativo volcado en esta obra supone una entrega esclarecedora en sentido global, múltiple en cuanto a posiciones y fundamentos. Las citas involucran --según los capítulos-- a voces como las de Alfonsina Storni, Fernán Silva Valdés, Manuel Gálvez, Horacio Arturo Ferrer, Daniel Vidart, André Gide, Tulio Carella, Vicente Rossi, Lauro Ayestarán, Jorge Luis Borges, Erasmo Silva (AVLIS), Carlos Maggi o Francisco Espínola. El camino temático va desde las presuntas etimologías del término "tango", los oscuros orígenes de la danza y el mundo del compadrito hasta la relación del género con el teatro popular y la literatura, la evolución musical entre la Guardia Vieja y la Nueva Guardia, el primer rechazo y el posterior apogeo europeo, sin excluir, obviamente: el mito de Gardel. En un apéndice, se ofrece un glosario básico de voces lunfardas.ASI NACIERON LOS TANGOS, de Francisco García Jiménez. Ed. Losada. Buenos Aires. 1965. 260 págs. Es una recopilación de sesenta y tres biografías de tangos publicadasoriginalmente en el diario "El Día" de La Plata, capital de la provincia deBuenos Aires. Editada por primera vez en 1945, esta obra del periodista,comediógrafo, guionista de cine y autor de varios tangos de éxito (como"Bajo Belgrano", "Alma en pena", "La última cita" o "Farolito de papel"),recoge no sólo las historias de músicas y letras sino que traza semblanzasindividuales y sociales de una época de bohemia en el hipódromo, pequeñosfilósofos en el café y mucho fuelle en el cabaret o los bailescarnavalescos. Con fórmula amena y didáctica, desfilan así a través decrónicas --de cuatro páginas-- títulos paradigmáticos como "El choclo", "Lamorocha", "Mano a mano", "A media luz", "Caminito", !Leguisamo solo!", "Adiós muchachos", "Anclao en París", "Sur" y por supuesto, "La Cumparsita".

EL TANGO Y SU MUNDO, de Daniel Vidart. Ediciones Tauro. Montevideo. 1967.210 págs. Es un clásico de la bibliografía reseñada, citado a menudo por losinvestigadores de un lado y otro del Plata, en la discrepancia o el acuerdo,como base o detonador de sus propios estudios o revisiones. El antropólogosanducero y "siete -oficios" de la cultura abre aquí los abanicos de susaber para transportar al lector entre los símbolos, alegorías einterpretaciones que el tango provoca. Explica y describe la mitología delcoraje; presenta el proceso literario, el lenguaje y la temática del tangocanción; enseña ambientes y personajes prototipos. Y, obviamente, no deja deabrir un capítulo para Gardel: del mito a la historia, del Morocho delAbasto al Mago. DISCEPOLIN Y YO, de Tania, por Jorge Miguel Couselo. Ed. La Bastilla. Bs.As. 1973; 146 págs. Se trata de memorias transcriptas de la cantante Anita Luciano Devis,nacida en Toledo por 1900 y conocida en el Plata desde fines de los añosveinte cuando debutó con la orquesta de Roberto Firpo, poco antes de conocera Enrique Santos Discépolo, quien sería su marido durante casi medio siglo,hasta morir. Creer o no creer será en este caso el drama del lector. Lamujer que quiso jugar a l"enfant terrible" en cualquier tertulia, estampapor su parte innumerables recuerdos de sí misma sin aparente temor a lascríticas que muchas veces debió escuchar a propósito de su continuaintención de sobrevalorarse. Sea como sea que se interpreten estas páginasdictadas por una mujer testaruda y orgullosa de su umbral-derrotero, haycosas para aprender, otras para ponerse burlón y algunas para enarcar lascejas si se es uruguayo, por ejemplo cuando en el capítulo nueve, dedicado ahistorias de viaje, confiesa:"No sé por qué cité poco a Uruguay. Pila deveces actué en Montevideo, que conozco como las palmas de mis manos. ConEnrique veraneábamos en Punta del Este, trabajando o directamente holgando.Uruguay no deja de ser un poquito argentino". Sea como sea también larecepción del lector, queda claro que Discépolo fue un artista filósofo quecoqueteó con la soledad y se embanderó con Perón, mientras Tania modeló consu propio ser a una diva que se pasaría la vida soñando hacer negocios. Ellibro incluye, junto a media docena de fotos, una discografía completa de lacantante. INFORME SOBRE SOSA, de Federico Silva. Ed. de la Plaza. Montevideo. 1985.77 págs. Es el tercer libro de corte biográfico dedicado por el reconocidoperiodista y compositor tanguero a figuras notables de la música típica. Latrilogía se abrió con el "Informe sobre Gardel" y continuó con el "Informesobre Troilo". Al igual que en los anteriores trabajos, en este "Informesobre Sosa" se persigue --a través de apuntes-- la semblanza del ídolo desdesus humildes orígenes canarios en la orquesta de Carlitos Gilardoni hastalas horas de su agonía, después del accidente automovilístico sufrido por elcantor al volante de un DKW rojo. El libro incluye además una entrevista aArmando Pontier, una discografía completa del intérprete, y una veintena defotografías. La conclusión del autor dice que Julio Sosa fue el Gardel de sugeneración.EL TANGO Y SUS CIRCUNSTANCIAS, de Fernando O. Assuncao. Ed. El Ateneo.Buenos Aires. 1984. 307 págs. El conocido profesor montevideano y estudioso en áreas como las de laantropología cultural y la historia social, traza en este libro toda suerudición en un tema que acota entre los años 1880 y 1920. Más queinvestigación propia, se trata en esta oportunidad de un gran inventario deconocimientos recopilados e interpretados --eso sí--desde un punto de vistapersonal. El análisis se vuelca hacia los hechos que condicionaron en mayoro menor medida la gestación y desarrollo del tango a la luz del "cambio oagudo ángulo de flexión que signa el momento". El volumen se divide encuatro libros; el primero está dedicado a la prehistoria del tango (bailespopulares de pareja de los siglos XVIII y XIX); el segundo aborda elcomportamiento de la sociedad y las consecuencias en la cultura popular; eltercero incluye entre más ingredientes, los aspectos musicales,coreográficos y poéticos del tango en su alborada; y por último, el cuartolibro se expande en el tratamiento de la Guardia Vieja y la universalizacióndel tango. De este período y a manera de yapa se agrega una breve antologíade músicos, desde Anselmo Aieta a Luis Teisseire* *YO MATOS RODRIGUEZ. EL DE LA CUMPARSITA; de Rosario Infantozzi Durán. Ed. dela Plaza. Montevideo, 1992. 136 págs.Va por la tercera edición y es un generoso viaje en torno a la vida deBecho, tío-abuelo de la autora y glorioso autor del himno mundial del tango.La particularidad del texto consiste en ser el producto de una investigaciónbiográfica que en realidad aparece volcada con forma de autobiografía. Laprosa sencilla y descarnada proyecta tanto los preámbulos de los carnavalesmontevideanos en que hicieron furor las trouppes, como los años locos delmundo, por ejemplo de una Montmartre invadida por galeras de felpa yfox-trots. Paralelamente, también confiesa el papel de oveja negra que tuvodon Gerardo en el seno de su familia, su perfil andariego e irreverente (deBuenos Aires a Barcelona), su pasión por los caballos de carrera y lasmujeres elegantes pero de complejo "status", sus juergas "vampíricas", susrachas de "locura normal" y sus avatares financieros respecto al éxito y lacadena de contratos que auspició "La Cumparsita". El libro aporta, entre másilustraciones, una decena de dibujos de Pepe Infantozzi y otra cantidadsimilar de fotografías sustanciales del período vivido por el músicouruguayo, compositor de otros clásicos como "Che papusa, oí", "Margaritapunzó" o "Mocosita". El prólogo, que se titula "Viaje hacia dentro de unmaestro", lleva la firma de Horacio Ferrer. El poeta uruguayo, autor de"Balada para un loco", "La última grela", "Chiquilín de Bachín" y la operitavanguardista "María de Buenos Aires" (a dúo con Piazzolla), dice porejemplo: Rosario supo ponerse en disposición de ser el imán tenaz que logróde las manos de su tío Jorge Durán Matos la valija en la que la madre deMatos Rodríguez guardara al fallecer él todas sus más íntimas pertenencias.Valija que durante cuarenta y dos años fue guardada 'en el rincón más oscurode un sótano oscuro'. De esa valija, equipaje de Rosario en su viajeextraordinario, ella toma todo, cartas, documentos, escritos, fotografías,recortes de diario y, por supuesto, diminutas huellas de carisma, decristalitos de sal de lágrimas, de crema de sueños, de aún brillantesesquirlas de carcajada secreta y estratificada. Con todo lo cual, armonizadoa los susurros pasados a limpio, a las anécdotas ratificadas y a unacompleta caza de la declaración familiar, Rosario restituye el estilo deMatos Rodríguez, descendiendo al aljibe sin fondo ni contorno del espíritu que la llama".

 

ASI NACIO LA CUMPARSITA de Alberto Alonso, Ed. Mosca, Montevideo 1967 Historia del Himno de los Tangos y de su autor

CARLOS GARDEL -- PAGINAS ABIERTAS, de Eduardo Paysee González. DistribuidoraOriental de Ediciones, 1993. 471 págs.El volumen original (porque ya la segunda edición no fue una simplereimpresión sino un trabajo para abrir nuevos caminos), tomó forma enMéxico, donde el abogado y ensayista uruguayo residió entre 1981 y 1990 nosólo concentrado en estudios y divulgación de temas populares sino abocadotambién a cuestiones de política y economía internacional.Entre losobjetivos del monumental emprendimiento en torno al tango y su máxima voz,el autor decide romper con "los intereses creados y con recatos fuera detiempo", partiendo desde las "fuentes primeras del hombre" rodeadas por"miserias, barro, debilidades humanas". Tal esfuerzo contempla al igual lanecesidad de revivir la "doble muerte, física y mítica, imagen desdoblada,fundamento humano del estupendo artista".Desde la presentación queda enevidencia el interés de evitar los caminos trillados y la pereza intelectualque llevó a muchos a borrar de un plumazo documentación contradictoria. Sinaspirar entonces a despejar todas las incógnitas, no obstante el autortampoco se abandona a las medias-tintas. Entre otras cosas, se afilia a latesis que afirma que Gardel nació en Tacuarembó en 1887 o pocos años antes y luego se nacionalizó argentino.

LA ORILLA ORIENTAL DEL TANGO -- HISTORIA DEL TANGO URUGUAYO, de Juan CarlosLegido. Ediciones de la Plaza. Colección Testimonios. Montevideo, 1994. 187págs.Aunque no tiene un alcance nacional en sentido estricto sino montevideano,este libro conlleva el sabor incanjeable de ser el primero que aborda conprofusos datos y sistemáticamente lo sucedido en el género de este lado delPlata (algo antes esbozado en una "Breve historia..." de Ovidio Canopublicada en 1966).Su autor, docente de Literatura e Historia del Arte ytambién premiado cultor de prosa de ficción, reitera ahora a fondo lo quehabía ya probado tanto en su perfil de poeta y dramaturgo como en su laborinvestigativa y ensayística volcada en una didáctica historia del TeatroUruguayo: ni más ni menos que su gusto apasionado por el tango. El lector,en tanto, podrá descubrir --a través de varios capítulos cortos--desde unaversión oral sobre el nacimiento del tango en Uruguay hasta un panorama delas tanguerías montevideanas de los años noventa que corren; anécdotas delos primeros conjuntos uruguayos; historias de años locos y trouppes;aventuras de bohemia y café o desvelos institucionales; aparición de sellos y discos, etcétera.

CARLOS GARDEL. EL SILENCIO DE TACUAREMBO, de María Selva Ortiz. Ed. de laPlaza. Montevideo. 1995. 75 págs.En este libro --que ya se está vendiendo en su cuarta edición-- se da porprobado el nacimiento de Gardel en Tacuarembó y se pasa --desde el campo delsocioanálisis-- a narrar fundamentalmente el clima de misteriosoocultamiento que un pueblo casi entero sostuvo durante décadas, por lo menossin problemas hasta los años sesenta, tiempos en los que el periodista de ElPaís Erasmo Silva Cabrera (AVLIS) penetró los muros de contención de aquelsecreto colectivo que alentaba testimonios muy cautos o falsos, siempreavisados de no remover la historia cierta de la relación casi incestuosa delJefe Político y de Policía Coronel Escayola con su ahijada y cuñada MaríaLelia Oliva, una muchacha de 14 años.Este trabajo de aliento monográficotiene la peculiaridad de estar escrito por una joven socióloga que no es devota de Gardel ni tampoco del tango.

EL TANGO EN EL HUMOR GRAFICO Y ESCRITO, de Oscar Vázquez Lucio (SIULNAS).Ed. Club de Tango. Buenos Aires. 1995.El título de este pequeño libro resume muy bien sus contenidos. Se trata deun relevamiento de textos e imágenes que trasmiten un mapa de inspiracionesjocosas a partir de la neta melancolía proyectada por el tango, "una milonga que no tiene apuro" --al decir de Jorge Palacio (Faruk).

 

ALFREDO LE PERA -- EL POETA BRASILEñO DE GARDEL, de Martín Correa. Imp.Tradinco. Montevideo, 1995. 122 págs.El autor de estas páginas, (veterano periodista que en nuestro medio actuóen prensa, radio y televisión), sostiene que el poeta de Gardel nació en SanPablo (dato ya reiterado en obras de otros investigadores) en 1900 (dato máspolémico ya que se han manejado distintas fechas aunque cercanas:1902-1904). La figura de quien fuera el libretista de todas las películasgardelianas desde 1932 --incluidas las canciones de tales filmes, sinlunfardismos, más adecuadas a una imagen internacional, por ejemplo "Volver"o "El día que me quieras"--, es aquí rescatado de la oscuridad en donde loubicó la leyenda desde la cual fue acusado por la muerte de Gardel, o mejordicho: por el intento de matarlo mediante el disparo de una bala que habríaterminado pegando en la nuca del piloto en el accidente de aviación de

Medellín del 24 de junio de 1935.

REPATRIACION DE GARDEL, de Ricardo Ostuni. Ed. Club de Tango con el auspiciode la Academia Nacional del Tango. Argentina, 1995. 316 págs.El poeta argentino e investigador citadino pretende en esta obra exponer yanalizar "la pluralidad de incógnitas no despejadas por la historia oficialde Carlos Gardel" y a continuación "refutar muchos de sus argumentos".Ostuni parte a la vez de algo señalado por el escritor uruguayo CarlosMaggi: "es cosa sabida que cada país favorece a sus habitantes por el solohecho de nacerle encima... Nosotros traemos de nacimiento dos vacas, un matey Carlos Gardel" El valor del trabajo está sintetizado en el prólogo segúnpalabras de Arturo Ferrer: "sabiamente huesudo y acético de concepción,arquitectura y lenguaje".

EL TANGO, de Idea Vilariño. Ed. Cal y Canto. Montevideo. 1995. 146 págs.Originalidad y rigor son dos palabras que a estas alturas pueden sonar comomeras adjetivaciones solaperas, sobre todo si el tema propuesto es el tango,abordado ya casi desde todos los ángulos posibles. Para este libro sinembargo, originalidad y rigor resultan calificaciones justas en sí y ademásadecuadas para alertar al lector acerca del interés de un ensayo que no esel primero escrito por la autora a propósito del tango pero que resume yamplía los anteriores.Junto a la antología de letras de tango que la propia poeta uruguaya realizaen la segunda mitad del volumen, el proyecto se abre con un exhaustivo yestimulante análisis de la escritura, los temas y motivos, las formasliterarias y las influencias. A continuación, se aborda la arbitraria peroeficaz tarea de seleccionar a diez autores valorados como poetas del género:Pascual Contursi, Celedonio E. Flores, Manuel Romero, Enrique Cadícamo,Francisco García Giménez, Enrique Santos Discépolo, José María Contursi, Cátulo Castillo, Homero Expósito y Homero Manzi.

EL LIBRO DE ORO DEL TANGO DE CLARIN, de Juan Colino. Mera Editor.Montevideo. Tres volúmenes: marzo-junio-octubre, 1996.La idea surgió en CX 58, radioemisora decana del tango para la "cuenca delplata". Propone una edición de canciones clásicas del género acompañadastodas por un escueto comentario impresionista y brevísimas fichasbiográficas de los compositores. Cada volumen promedia las 150 páginas ypuede considerarse --como lo hace el propio autor-- un libro--radio, paraconsultar con un bandoneón de fondo y tomando café. El itinerariorioplatense va de Enrique Santos Discépolo a Enrique Cadícamo de "Mi nochetriste" a "Balada para un loco". El volumen 3 (ilustrado con fotografías yno con dibujos de Rolando Salvatore como los dos anteriores) incorpora--como otras novedades-- una nota que rastrea arcaicos tangos y losambientes primitivos de la danza, una entrevista a Donato Racciatti y otraal legendario Marito, aún hoy mozo de Fun-Fun. A propósito de los misterios de Gardel, en este caso se opta por dejarlos "en la bruma".

ANTOLOGIA DEL TANGO, de Alfredo Gravina. Ed. Proyección. Montevideo. 1996.210 págs.En este trabajo se reúnen letras de tangos sobre la base de tres propósitosselectivos que contemplan la calidad estética, el referente socio--económicoy el buen grado de popularidad. La galería de textos corre ordenadacronológicamente según el nombre de los autores; empieza con Amadori y termina con Zuviría.

 

GARDEL Y EL HABLA DE LOS URUGUAYOS, de Eduardo Buela. Ediciones de la Plaza.Montevideo. 1996, 64 págs.Este trabajo de corte monográfico recibió el Primer Premio del concursoconvocado en 1995 por la Academia Nacional de Letras. Su autor, que desde elprimer párrafo admite no ser un lingüista, analiza pacientemente elcancionero de Gardel compuesto por 759 temas diferentes (entre ellos 514tangos), estampados en disco desde 1913 (Buenos Aires) hasta 1935 (NuevaYork), pasando por lo que también se registró en Barcelona y París. Con elrespaldo de una bibliografía de primer nivel, va señalando --más queuruguayismos-- "la impronta de nuestra habla popular cotidiana, cuando ellaestuvo inserta en el amplio repertorio gardeliano". Así, surgen a cada pasocuriosidades como ser la mención del vocablo "botija" (emblema orientalfrente al "pibe" porteño) sólo en dos tangos, escritos por argentinos: "Pancomido" y "Paquetín, paquetón". La selección de palabras y versosdemostrativos se divide en dos bloques; uno para 107 casos "urbanos" y otro para 37 casos "camperos".

INFORME SOBRE EL TANGO, de Nelson Bayardo. Ediciones de la Plaza. ColecciónTestimonios. Montevideo. 1996. 110 págs.El arquitecto y profesor uruguayo resume las eras iniciales y las eras másgloriosas del mundo del tango en relación a factores sociales y culturalesde incuestionable incidencia, por ejemplo, la inmigración principalmentemasculina que derivó en el surgimiento y éxito de los burdeles, sitios"donde el juego erótico encontró en el tango un eficaz prolegómeno para susfines, dado el carácter sexográfico de la danza", aunque como ya se haseñalado, no fuesen éstos los únicos recintos del baile, sino un tipo entrevarios, es decir: academias, piringundines y conventillos. Al compás de lasilustraciones de Justino Serralta y la pluma sobria del autor, no faltan porsupuesto los capítulos para sintetizar datos biográficos de músicos de todoslos tiempos; personajes típicos del repertorio tanguero como minas ycompadritos; instrumentos como guitarra, piano y bandoneón; autores, cantores, letras y lunfardismos tratados en un glosario especial.

EL TANGO --UNA GUIA DEFINITIVA, de Horacio Salas. Aguilar--con el auspiciode la Academia Nacional del Tango y la Academia Porteña del Lunfardo. BuenosAires. 1996. 348 págs.Poeta, ensayista y periodista de reconocida trayectoria, Salas amplía coneste producto editorial un anterior libro publicado en 1986, titulado "ElTango" y básicamente articulado para plantear una historia social de lamúsica porteña. Ahora, se trata de un diccionario vasto, no sólo de figurasvinculadas al mundo del dos por cuatro (compositores, cantores, músicos)sino también de temas, palabras, instrumentos, empresas radiales, cafés,casas de baile, tangos prototípicos, prostíbulos famosos, orquestas,etcétera. Muy argentino por cierto, por orgullo y verdad histórica, elproyecto no deja de ser generoso con los uruguayos e incluye así variasfichas de maestros en sus áreas, como Carlos Roldán, Vicente Rossi, VíctorSoliño, Julio Sosa, Horacio Ferrer y Carlos Gardel de quien, aún cuando serecopilan todas las voces y "misterios", se culmina sosteniendo: "si esverdad que en el Abasto le decían El Francesito, también lo es que en todossus documentos y entre amigos, decía ser uruguayo. Así figura en su libretade enrolamiento argentina, con número de matrícula individual 236.001, dondedeclara ser nativo de Tacuarembó". Como si fuera poco, además de numerosasilustraciones y fotografías, el libro incluye un prólogo de EnriqueCadícamo, listas de películas argentinas centradas en el tango y asimismolecciones de baile, para que nadie salga diciendo que no puede con el boleoo la quebrada. Por demás, material suficiente para quien busque tener unaorientación al momento de hallar marcas de estilo o protagonistas principales, ya sea de la ortodoxia o de la vanguardia tangueras.

LIBRO DEL TANGO, de Horacio Ferrer, editado en Buenos Aires en 1977 Para aquel lector más fanático que pretenda todo, tiene a su alcance elespectacular, originalmente en dos mamotréticos y lujosos tomos, distribuidotambien en Montevideo en nueva edición de un volumen único pero no menos impactante.

 

 

copyright © Lidia Ferrari 1996

· SUBIR ·